Antecedentes
close

En marzo de 2003, gracias a un convenio suscrito entre el Gobierno Municipal de Sucre y la Fábrica Nacional de Cemento FANCESA , el paleontólogo suizo Christian Meyer y su equipo de especialistas visitaron Cal Orck’o con el objetivo de elaborar un proyecto de conservación de este yacimiento paleontológico, en cuyo estudio se incorporan criterios técnicos para la construcción del parque cretácico.
A fines de ese mes, el Gobierno Municipal de Sucre, toma la decisión de materializar el anhelado sueño chuquisaqueño conformando un equipo técnico que inicia el proceso de elaboración del Proyecto Parque Cretácico, paralelamente al estudio de conservación que el científico suizo desarrollaba.

A medida que el proyecto iba tomando forma, el Gobierno Municipal inicia las gestiones para consolidar las contrapartes locales de los copropietarios de FANCESA y la Prefectura del Departamento de Chuquisaca para estructurar suman el 50% exigido por la institución financiera, el Banco Interamericano de Desarrollo.

Comenzando el 2004, el Gobierno Municipal había concluido la elaboración a diseño final del proyecto, mismo que fue presentado el 12 de marzo al Tercer Concurso Público BID 1098 de Apoyo al Desarrollo Turístico Sostenible, ejecutado por el FONDESIF y luego de una rigurosa evaluación fue seleccionado para su financiamiento en la categoría de proyectos demostrativos, firmándose el Contrato de Ejecución del Proyecto Parque Cretácico un 16 de junio de ese mismo año.

En virtud a un acuerdo consensuado entre las contrapartes locales, se delega la ejecución del proyecto a FANCESA. Cumplidos los procedimientos administrativos, el 14 de enero de 2005, se da inicio a la ejecución del componente infraestructura. En octubre del mismo se año, tras un complejo proceso de selección, un talentoso equipo de escultores nacionales, bajo la dirección científica de un paleontólogo y 5 paleoescultores internacionales, asume el reto de construir las réplicas de dinosaurio a escala natural.

El proyecto es ejecutado en el periodo de 18 meses, a pocos metros del farallón de Cal Orck’o, el Parque Cretácico se vislumbra imponente, ostentando impresionantes y singulares réplicas de dinosaurios en su insólito hábitat natural.